27.9 C
Naranjal
martes, agosto 24, 2021

EDITORIAL

LASSO VS ARAUZ ¿QUIÉN GANARÁ?

El domingo 11 de abril los ecuatorianos tenemos una cita con nuestro futuro. Este día asistiremos a votar por una de las dos opciones que hay, buscando que el que gane enrumbe al país hacia mejores días.

Y esta batalla entre estos dos candidatos tiene dividido al país, por una parte los Lasistas (personas que apoyan a Lasso) dicen que su candidato es el que generara empleo y lograra que el país salga del estancamiento en que esta; y por otro lado están los Correistas (personas que apoyan a Arauz) los cuales desean que regresen las obras a las cuales ya nos tenían acostumbrado. Esta batalla también algunos dicen que es ideológica, porque por una parte esta Lasso que es mas de derecha – capitalista el cual piensa que el libre mercado es la forma de solucionar los problemas de un país; y por otro lado esta Arauz que es de tendencia de izquierda – socialista el cual piensa que el estado es el que debe regular las acciones del mercado y de los ciudadanos.

Pero indistintamente quien gane, la situación que vive el país es crítica en tres aspectos principalmente. Primero es prioritario concentrar esfuerzos en la lucha contra la pandemia y en una oportuna vacunación de la población. Segundo la delincuencia, la cual se ha convertido en un problema que está afectando a todos y debe el próximo presidente combatirla con mano dura. Y tercero la economía, el Ecuador no puede seguir ahogado en el déficit presupuestario y el endeudamiento, menos aún ser percibido por potenciales inversionistas como un país de alto riesgo.

Por ende Naranjaleños, aún tenemos tiempo de conocer más a estos dos candidatos. No es una opción, es un deber que tenemos con nuestro país, con nuestros hijos, con nosotros mismos, de analizar bien nuestro voto y escoger al que creamos que está capacitado para gobernarnos.

NARANJAL EN INVIERNO

Por Lic. Gabriel Caranqui Garzón

Siempre es gratificante ver a los naranjaleños ayudarse unos a otros. Esa voluntad firme que nos caracteriza, a pesar de las adversidades se ha visto reflejada en cada barrio, donde el agua llegaba sin cesar. Muchos agradecen el buen invierno pensando en mejores condiciones de producción para el sector agropecuario, sin embargo no todos cuentan la misma historia. Por lo pronto, ya se declaró en emergencia al cantón, y se busca el presupuesto para atender a los 88 recintos rurales y 25 sectores de la zona urbana que han sido afectados, a las 2500 familias damnificadas con sus pertenencias sumergidas bajo el agua con más de 1000 hectáreas de cacao y demás cultivos en su mayoría perdidos. Cada año llueve, esto es cíclico. Y vuelven las preguntas sobre la previsión. Cuando en Noviembre y Diciembre al parecer lo más importante, a pesar de la pandemia, era la gran tarima, el desfile y los fuegos artificiales. Por el contrario muy poco se escuchó si hubo alguna limpieza de esteros, encauzamiento de ríos y demás acciones de planificación que justifique el accionar de las decenas de involucrados, que hoy caminan mirando de frente a aquellos quienes han perdido quizá lo poco que tenían. Una fuerte lluvia, se suma a la larga lista de situaciones que han puesto al descubierto nuestras debilidades como cantón, pero el problema no es lo que falta, sino la osadía de justificar lo que no se hace.

Artículos relacionados

1,947FansMe gusta
682SeguidoresSeguir
10suscriptoresSuscribirte
- Advertisement -

Artículos más leídos

Abrir chat
WhastsApp